40 años de Fiebre de Sábado Noche

¿Quién no ha bailado alguna vez al estilo Tony Manero? Esos pasos discotequeros y estilizados que realizaba John Travolta en la película Fiebre de Sábado Noche (John Badham, 1977) creo que ha sido de lo más imitado en todas las discotecas del mundo. Este año la película celebra su 40 aniversario y desde aquí queremos rendirle un pequeño homenaje, ya que la cinta se convirtió en símbolo de la música disco y en un fenómeno sociocultural en todo el mundo.

Fiebre de Sábado Noche 2.lecoolvalencia

John Travolta, estrella indiscutible de la película, interpreta a Tony Manero, un joven italo – estadounidense que vive en Nueva York y que trabaja de lunes a viernes en una tienda de pinturas, un trabajo que no le gusta y considera intranscendente y rutinario. A él lo que realmente le apasiona es la música y el baile y son los sábados por la noche cuando su vida cambia y cobra realmente sentido en la discoteca de moda de la ciudad. Allí es el rey de la pista y una estrella del baile. A la historia tampoco le faltan los problemas amorosos, los conflictos familiares y las rivalidades entre pandillas callejeras.

Sin duda, el éxito de la película no se podría entender sin Travolta y sin la música de los Bee Gees, autores de la mayor parte de la banda sonora de la cinta. El primero, después de esta interpretación, se convirtió en una estrella mundial siendo nominado al Oscar al Mejor Actor en 1977. Por su parte, los Bee Gees, que ya eran conocidos, consiguieron vender 30 millones de copias de una de las mejores bandas sonoras de todos los tiempos. En la última entrega de los Premios Grammy el grupo australiano recibió un caluroso homenaje en la celebración de los 40 años de Fiebre de Sábado Noche.

La película es música disco, pantalones acampanados y bailes desenfrenados, pero también encontramos un retrato social bastante duro en el que aparece el machismo, el racismo, el sexo y las drogas. La idea de la película surgió de un artículo publicado en el New York Magazine titulado Ritos tribales del nuevo sábado en la noche y en el que se contaba como los jóvenes de Brooklyn acudían todos los sábados por la noche a las discotecas como única manera de realizarse. Allí se gastaban todos los ahorros de sus trabajos mal pagados y se convertían en auténticos reyes de la noche. La película describe muy bien esos barrios de inmigrantes neoyorquinos donde la única salida de los jóvenes era hacerse cura o pandillero. Sólo les quedaba la fiebre del sábado noche.

Fiebre de Sábado Noche cartel.lecoolvalencia

 

Comments

Más interesante

contenido

Entrevistas

En septiembre en Sons al Botànic

Por Marcos Molinero Monguió en Entrevistas