Bad Brains, quizás el mejor disco hardcore punk de la historia

Quizás uno de esos grupos por los que vale la pena vivir. Recién nominados al Hall of Fame del Rock por la industria más rancia, lo que da doble valor al hecho. Los miembros de Bad Brains se conocieron en el suburbio de Maryland. El guitarrista Gary Miller ya había tocado el bajo en varias bandas funkies de la zona y entre esos cambios de banda conoció a Darryl Jennifer, quien más tarde sería el bajista del grupo.

Bad Brains 3.lecoolvalencia

Luego se les unieron los hermanos Paul y Earl Hudson, voz y batería. Comenzaron como una banda híbrida entre el jazz y el funk llamada Mind Power. Al cabo de varios meses, un amigo los metería dentro del punk al escuchar a Dead Boys, tras ello, se transformaron totalmente y cambiaron su nombre a Bad Brains, por el título de una canción de los Ramones.

Bad Brains 1.lecoolvalencia

A principios de 1978 los miembros del grupo vivían juntos en una casa de Bayway que Doc consiguió gracias al mánager de Rustler Steak House, donde trabajaba. H.R. y Darryl también consiguieron trabajos, pero no duraban mucho, por lo que terminaron lavando coches. Earl trabajaba lavando ropa en el hospital. Más adelante, H.R. entró a trabajar en Atlantic Research and Development, una fábrica de bombas que manufacturaba Stinger y misiles MX. Darryl. Sin permiso de conducir, pasaba a buscarlos a medianoche para ir a ensayar a la casa en Bayway. No es de extrañar lo explosivo de su música y de los atormentados textos.

Bad Brains 4.lecoolvalencia

Tras ir creciendo como músicos con conciertos, singles y Ep’s… En 1981 viajaron a tocar a California. En marzo de 1982 salió su primer casete, considerado por algunos músicos como el mejor disco hardcore punk de la historia. No opino igual, gran disco pero no el mejor del género. La cinta publicada por el sello especializado en casetes Roir Tapes, contenía sonidos Thrash, Punk y Reggae, ya que se habían aproximado a la cultura Rastafari en 1980. Ese emblemático casete era “Bad Brains”, el que fue posteriormente su disco de debut.

Bad Brains casete.lecoolvalencia

“Sailin’ On” tiene la esencia de la banda, melodías agresivas y pegadizas a la vez. Guitarras metálicas y de calidad. Una base rítmica oxigenada, funky y con mucho groove.

“Don’t Need It” es un intenso minuto de una banda a punto de explotar. Expresar más en menos tiempo es imposible.

“Attitude” es un himno.

“The Regulator” muestra las inquietudes de una banda inconformista.

“Banned In D.C” es otro torpedo reivindicativo sin igual.

Sus filias Rastafaris suenan en “Jah Calling”.

Con “Suoertouch &Shitfit” vuelven a la violencia total. Frustración hecha música.

“Leaving Babylon” es un juguete, una genial canción. Dando igual el estilo.

“Fearless Vampire Killers” tiene un riff estupendo sobre el que construyen un clásico atemporal.

Con “I” dan en el clavo.

La redonda “Big Take Over” muestra el futuro del género.

Con la indolente “Pay To Cum” dan una patada en los testículos a medio Washington.

“Right Brigade” es otra joya.

Los seis largos minutos de “I Luv I Jah” pueden llegar a ser algo pesados… Ser rastafari no significa ser un plasta, ¡Que se joda Bob Marley!

Comments

Más interesante

contenido

Entrevistas

En septiembre en Sons al Botànic

Por Marcos Molinero Monguió en Entrevistas