Butthole Surfers, el grupo con el mejor nombre del mundo

La verdad es que no hay términos medios con esta banda, o los amas o los odias. Yo sin decidirlo realmente, soy de los primeros… Los Butthole Surfers nacieron en la Universidad de San Antonio, en el caluroso estado de Texas, a finales de los 70′s. Gibby Haynes y Paul Leary se conocieron allí. Sus rarezas y sus extravagantes gustos musicales, Dead Kennedys y Captain Beefheart concretamente, fue lo que les hizo ser amigos rápidamente. Ambos parecían dirigirse a vidas cotidianas, Haynes, siendo el capitán del equipo de baloncesto de Trinity, así como el “Contable del año” de la escuela, pronto se graduó en una respetada posición en los puestos de contabilidad de Texas, mientras que Leary permaneció en la escuela estudiando.

Butthole Surfers.lecoolvalencia

En 1981, Haynes y Leary publicaron el fanzine Strange V.D., que incluía fotos de enfermedades anormales, junto con explicaciones de un humor recalcitrante e irrespetuoso, marca de la casa, y ficticias acerca de éstas. Después de ser sorprendidos elaborando estas imágenes en el trabajo, Haynes dejó su empleo y se mudó al sur de California. Por su parte Leary, en ese momento apenado por su carrera, salió de la escuela para seguir a su amigo. Después de un breve periodo empleado en vender ropa hecha en casa, todo adornado con la imagen de Lee Harvey Oswald, la pareja regresó a San Antonio, y comenzaron la banda que eventualmente sería los Butthole Surfers.

Butthole Surfers Psychic.lecoolvalencia

Haynes y Leary hicieron su debut en directo en la galería de arte de San Antonio en 1981, en ese tiempo no tenían bien establecido el nombre de Butthole Surfers. Por 1982, la banda fue apoyada por el familiar del bajista Quinn Matthews y su hermano, el baterista Scott Matthews. Justo antes del debut de Psychic… y con el nuevo bajista Terence Smart en el cargo (el primero de varios a lo largo de 1986), la banda comenzó su primer tour mundial. Fue en estas salidas en las que realmente establecieron una presencia nacional, empezando en las primeras instalaciones de Touch and Go en Detroit, antes de irse a New York, donde impresionaron a los miembros de Sonic Youth y del sello que los firmó sin dudarlo.

Su primer trabajo es un collage indescriptible de mil influencias… El disco consta de 11 temas a cada cual más emblemático y referencial. Una obra capitalina del indie rock.

“Concubine” es una cacofonía reconstructiva, como contemplar un accidente de tráfico, duele pero no apartas la mirada. La voz de Gibby por megáfono ya en sus inicios era algo propio e instructivo.

“Eye Of The Chicken” es un amasijo de ruidos, mutilación sonora.

“Dum Dum” es como coger un viejo blues, pervertirlo, ponerlo del revés y bañarlo en ácido… Dolor.

“Woly Boly” tiene un riff inicial totalmente grunge pero es un psycobilly acid trip song. Como si The Cramps estuvieran de viaje con los Sex Pistols.

Butthole Surfers 3.lecoolvalencia

“Negro Observer” es un ponzoñoso tema, recargado y asfixiante hasta la muerte.

“Butthole Surfer” es un himno y poco más podemos añadir. Solo que en directo con sexo implícito, drogas, alcohol y demencia podría ponerte el cerebro del revés. ¿Tom Waits transgresor? ¡Menuda risa!

“Lady Sniff” con su solo de eructos es superior en decadencia a toda la discografía del genial Black Rider.

“Cherub” es un cohete que se nos estrella en los morros y nos pone las vísceras flambeando, seis minutos de viaje atormentado al interior de un esquizofrénico.

Mi favorita “Mexican Caravan” huele a sexo sucio, torpe, decadente y degenerado como debe ser el buen sexo si eres un Butthole Surfer. Las guitarras chirrían, el bajo se adelanta y se pierde con una batería que funciona a trompicones.

“Cowboy Bob” es un enajenado himno para un país inventado donde reina la anarquía y el terrorismo, más cerca del Nacional socialismo alemán de lo recomendable.

Cierran con su último intento de canción medianamente seria y pese a fallar de nuevo es uno de los más bonitos fracasos de la historia reciente del rock.

Comments

Más interesante

contenido

Entrevistas

Todo se reduce a investigar y a dibujar

Por Irene Hego en Entrevistas


Lugar

Rica propuesta energética llena de color y diversión