Del 1 al 7 de marzo

Vero ha dejado de ser el diminutivo de Verónica y ha pasado a ser la nueva red social de la que todo el mundo habla, y se vende como la alternativa a Facebook, Twitter e Instagram.

Lo que la hace diferente es que asegura que no va a mercadear con nuestros datos porque pasados el millón de usuarios empezará a cobrar, aunque su precio dicen que no superará el de un café.

Por lo demás no hay nada nuevo bajo el sol, después de darme una putivuelta por Vero (me la he descargado y me he hecho un perfil) me he dado cuenta de que es más de lo mismo. Haz foto, comparte foto, da like a fotos, recomienda (o no) música, lugares, comenta series, pelis, etc.

Creo que si de repente ha pegado el petardazo durante estas últimas semanas (en realidad en EE.UU lleva funcionando desde 2015) es por el hartazgo generalizado de las ya prehistóicas redes como Facebook, o del cabreo monumental que llevan algunos con el famoso algoritmo de Instagram.

Después de meditarlo detenidamente he llegado a la conclusión a la que llego todos los miércoles: SAL A LA CALLE Y HAZ COSAS, echa un vistazo a los planes que hemos seleccionando esta semana en Le Cool Valencia y elige con quién hacerlos entre tu red de seres humanos de verdad, esos que en lugar de dar un like a una de tus fotos te dan un beso, un abrazo o las dos cosas.

Comments

Más interesante

contenido

Entrevistas

Vamos almacenando imágenes en el subconsciente que con el tiempo afloran en nuevos puntos de vista

Por Irene Hego en Entrevistas