Del 17 al 23 de mayo

Hace tiempo que llevo rumiando algo que me inquieta… ¿Por qué las cosas se ponen de moda? ¿Quién lo decide? Hablo no solo de la moda en sí, del peinado o los colores que serán tendencia, sino también de esas pequeñas cosas que de repente vuelven a estar ‘en el candelero’ y son lo más in. O lo que hace dos años era cutre o absurdo y ahora todo el mundo lo quiere. O a lo que nunca te imaginarías que te pudiera gustar y ahora mueres por tenerlo, llevarlo o serlo.

El baile ‘swish swish’, los unicornios, los pantalones por los tobillos, las gafas sin cristales, beber vermú, ser influencer, los bolsos de paja, ir a festivales (y coleccionar las pulseritas), no depilarse las axilas, el septum, tatuarse un brazo entero antes de cumplir los 18, ser adolescente y demostrarlo a todas horas en tu cuenta de Insta, hacer crossfit, ser veggie… y así infinito.

¿Pero qué hace que las cosas se pongan de moda? Digamos que se debe a un combo. Cuando en una coctelera mezclamos nuevos productos o nuevas versiones de los ya existentes, personas con capacidad de arrastrar al resto y con credibilidad, un mensaje con gancho y atractivo y un entorno donde moverlo, agitamos… et voilá! Tenemos una tendencia lista para consumir. En Le Cool estamos listos para empaparnos de todo lo que se mueve para contártelo. Ponte las pilas y haznos follow! Síguenos en FacebookTwitter e Instagram o suscríbete a nuestra Newsletter.

Comments

Más interesante

contenido