Del 18 al 24 de mayo

“De noche todos los gatos son pardos” es un dicho que aún se usa popularmente en España para referirse a que en la oscuridad es fácil no ver los defectos de alguna persona. Esto lo puede confirmar todo aquel que ha conocido a alguien de noche. Especial es ese vuelco al corazón cuando vuelves a ver a esa persona a plena luz del día, sin penumbras, sin sombras coloreadas del interior de la disco y con 5 copas de menos. De camino a saludarle (con una sonrisa más falsa que las pesetas) rezas diez “Padre Nuestro”. Dicen que los rasgos se perciben diferentes y que es la oscuridad la que borra ciertas líneas defectuosas. Es como si fuera un filtro de Instagram para tus noches.

Pero lo más gracioso de todo esto es cuando te cuentan de donde viene esta expresión. Cuando Madrid era una gran aldea (vamos que los madriletas eran de pueblo y no disfrutaban de su status de capi) los habitantes se llamaban vulgarmente entre sí gatos. No había prácticamente iluminación y no era nada fácil diferenciar a un aldeano de otro, pareciendo todos iguales. Una aldea de gateters madriletas! Jarrrr! Vamos que de noche podías jugar a ser otro porque ni tu propio vecino iba a reconocerte. ¿Te imaginas que hoy en día pudiéramos hacerlo? Uffff! Se me ocurren demasiadas locuras…

Te proponemos un juego para esta semana. Hazte lista de todos los planes que te ofrecemos nocturnos y vamos a buscarn@s por la ciudad. Seguro que si eres un #lecooler te sabremos diferenciar en la oscuridad. Miau!

Comments

Más interesante

contenido



Lugar

La calidad está dentro de la botella y hay que abrirla para comprobarlo