Del 28 de septiembre al 4 de octubre

Hacer listas de tareas pendientes es mi sino. Listas y listas de quehaceres, porque llevarlas a cabo y tacharlas es uno de los placeres de la vida. No sé si me gusta más apuntarlas en la agenda y tacharlas en boli, o apuntarlas en el móvil y borrarlas a golpe de pulgar. Confieso que incluso apunto tareas que sé que voy a llevar a cabo pasados los cinco minutos. Unas grandes y otras pequeñas, algunas importantes y otras caprichosas. Sí, los caprichos también son cosas pendientes, porque entre tanta obligación a veces se me olvida lo que realmente me apetece: Por ejemplo ir esta noche a Autónomos suicidas y quedar con unos colegas (a ver si hacemos negocio y así matamos varios pájaros de un tiro). Ir el viernes al taller de postres saludables que organiza Nutt y aprender a hacer algo decente en la cocina. O el mercadillo de la fábrica de hielo, que luego me lío con otras cosas el fin de semana y me quedo sin la lamparita que necesitaba para mi mesita.

Prueba a meter esos planes que siempre quieres hacer en tu lista de cosas pendientes. ¿Que cómo? Suscríbete a nuestra newsletter, o síguenos en facebook y twitter, como prefieras. No te quedará nada en el tintero. ¡Palabra!

Comments

Más interesante

contenido

Entrevistas

Vamos almacenando imágenes en el subconsciente que con el tiempo afloran en nuevos puntos de vista

Por Irene Hego en Entrevistas