Del 3 al 9 de mayo

Si no hace mucho hablábamos del Banco Mundial de Semillas como uno de los mayores retos de la comunidad científica internacional, este mes de mayo anuncia un reto aun mayor: el proyecto Biogenoma de la Tierra, liderado por un grupo de investigadores norteamericanos.

Esta propuesta, que requiere la colaboración de todos los países del planeta, comienza por la recogida de muestras de los más de dos millones y medio de especies conocidas, para identificarlas, preservarlas y posteriormente secuenciar su material genético.

Con una red global eficiente, el proyecto Biogenoma puede completarse en 10 años, y su elevado coste verse recompensado con el conocimiento necesario para preservar la biodiversidad del planeta frente a la inminente extinción de decenas de miles de especies.

Este mapa de la vida en la Tierra, que supone una revolución en los procesos de investigación de todas las áreas de la biología, permitirá no solo esclarecer los secretos de la evolución, sino también desarrollar nuevos fármacos o nuevas fuentes de energía.

En esta dirección avanzan los estudios de PharmaSea, un proyecto europeo colaborativo creado en 2013 para explorar los fondos marinos en busca de organismos que permitan desarrollar nuevos antibióticos y curas de enfermedades como el Alzheimer o el cáncer.

24 instituciones de 13 países de Europa están implicadas en esta iniciativa que ya ha sondeado el 1% de los océanos, y ha facilitado la producción de varios medicamentos que actúan de forma muy novedosa con respecto a los conocidos, obtenidos mayoritariamente de la superficie terrestre.

Comienzan a vislumbrarse nuevas vías de conocimiento con las que obtener respuestas a los problemas actuales de la ciencia o encontrar caminos que no sabíamos ni que existían. Síguenos en FacebookTwitter e Instagram o suscríbete a nuestra Newsletter.

Comments

Más interesante

contenido