Del 6 al 12 de julio

El miedo, ya sea real o neurótico, aprendido o intrínseco, nos impide diariamente comportarnos como las personas que nos gustaría ser, y nos convierte en una versión reducida, tímida, de nosotros mismos. Cualquier circunstancia nos asusta y nos bloquea, produciéndonos ansiedad, desde presentarnos a una entrevista de trabajo o charlar con un desconocido hasta abandonar un grupo de whatsapp o salir a la calle con un grano en la cara.

El 99% de los miedos que nos rodean no se corresponden con la sensación que nos producen, es decir, que son exagerados, producto de nuestra mente. Las situaciones adversas para las que el sistema límbico nos pone en alerta no son realmente peligrosas, nos podríamos ahorrar todas esas angustias que nos atenazan tomando un poco de distancia y aceptándonos como realmente somos, imperfectos, al igual que el resto de la humanidad.

La reciente noticia de la aspirante a Miss Malasia, Evita Delmundo, que se presenta al certamen con un cuerpo repleto de lunares y verrugas, recuerda automáticamente a la modelo con vitíligo, Winnie Harlow, dos mujeres que desafían los ridículos cánones de belleza actuales sin temor, que se han aceptado a sí mismas, seguramente después de superar muchos miedos, que ya no se asustan frente a las cámaras ni por lo que puedan decir de ellas.

Evita y Winnie nos enseñan cuál es el camino: observa el supuesto problema desde la distancia, asúmelo, normalízalo, no lo escondas dentro de ti, y sal a la calle, coméntalo con tus amigos, que todo el mundo lo vea, el resto de personas también llevarán lo suyo a cuestas. Quítate de encima ese miedo que te frena y si necesitas algún plan para ya, para esta misma tarde, consulta la Newsletter semanal, Facebook y Twitter. ¡Sin miedo!

Comments

Más interesante

contenido



Lugar

Rica propuesta energética llena de color y diversión