Librería Leo: Elogio de lo auténtico

Decía Gilbert K. Chesterton en su libro “Lectura y locura” que el riesgo de enajenación mental en la literatura estriba no tanto en el amor exacerbado por el libro, sino en la separación de la vida, en el desinterés que el letraherido siente por cualquier ser humano.

No sabemos si Julia Troncoso, Maite García y Leopoldo Usán -socios de la Librería Leo- comparten las reflexiones del escritor inglés; de lo que no cabe duda es que los tres poseen un cierto componente de locura, ya que poner en marcha una librería en plena época de crisis económica supone un acto casi heroico. Hace poco más de tres años, estos tres amantes de los libros decidieron colocar en el centro de Valencia (concretamente en la Rinconada de Federico García Sanchiz, junto al Palacio del Marqués de Dos Aguas) este espacio clave en la vida cultural valenciana.

Probablemente lo más destacable de Leo Librería es su excelente selección de libros. Casi 15.000 volúmenes componen su fascinante catálogo. Todas las obras se reparten en robustas estanterías de madera y están ordenadas por editoriales. Se trata, sin duda, de las editoriales más prestigiosas del país . Pero esta librería también posee un hermoso escaparate -puerta de entrada de los paseantes- en el que lucen las joyas literarias de cada mes: así por ejemplo, encontramos actualmente los “Dibujos” de Sylvia Plath que Nórdica Libros acaba de editar.

Valencia no escapa ni mucho de menos de esa corriente actual de las librerías contemporáneas, es decir, la hibridación e integración de elementos en su negocio. Pese a que el local ofrece té y café, no se trata de una nueva librería-cafetería. Las exposiciones y actividades literarias están presentes sin duda es su agenda semanal, sin embargo, Leo podría considerarse una librería tradicional con un único objetivo: que cada uno tenga el libro que necesita. No importa dónde esté, ni cuánto cueste conseguirlo. Ese es el reto que los libreros se proponen. Ellos mismos definen su librería como un lugar compartido por mentes inquietas, ansiosas de conocer el mundo y sus habitantes, que quieren acceder al pensamiento de todos los autores que con su creatividad ayudan a comprender la historia, sus personajes y el mundo complejo en el que vivimos.

Leo es un librería cálida, un auténtico “hogar de libro”. Cuando uno entra en ella, no siente la frialdad de algunos locales en los que se entra y simplemente se adquiere un libro. Entrar en Leo es entrar en el salón de una casa, con su decoración clásica, acogedora y elegante. Con la música que mejor rima con sus libros.

Por último, este espacio puede ser visitado por familias al completo ya que hay habilitada una zona dedicada a los niños con literatura infantil, cuentacuentos los sábados y domingos por la mañana, talleres de teatro o pintura.

La sencillez y la autenticidad son los dos elementos esenciales de esta librería clásica y revolucionaria al mismo tiempo: únicamente pretenden conversar, cuidar y vender los mejores libros del momento. De todos los momentos.

Comments

Más interesante

contenido

Entrevistas

Vamos almacenando imágenes en el subconsciente que con el tiempo afloran en nuevos puntos de vista

Por Irene Hego en Entrevistas