Libros para la memoria

Cuando los hermanos Coen estrenaron la película “Quemar después de leer”, me llamó la atención el film principalmente por el nombre. Y aunque luego (atención spoiler) la historia no tiene nada que ver con el título y nada se destruye, me lleva a reflexionar sobre mi fascinación por lo efímero. Algo que se crea para ser eliminado después, sin más motivo aparente que quedar en el recuerdo. Esto en la era digital y tecnológica en la que vivimos, es poco común e incluso incoherente, porque practicamos bien poco el recuerdo natural de rebuscar en nuestra memoria para encontrarnos con momentos pasados, todo lo queremos y lo tenemos fotografiado o grabado.

Al hilo de esta reflexión, me llama la atención una iniciativa: “Qué será de mi”. A grandes rasgos, se trata de una publicación ideada por el diseñador sevillano Martin Satí experto en experimentación gráfica. El contenido de esta obra son ilustraciones que, con el paso del tiempo, cambian hasta que se transforman en otras dejando las primeras en el recuerdo. Al cabo de, aproximadamente, cuatro meses el libro se convierte en un fósil, en el esqueleto de lo que fue.

Pero, ¿cómo es posible? Pues la fórmula secreta de la tinta “mutante” no se desvela. Lo que sabemos es que el libro está envasado al vacío y que, desde el momento en que lo abres, pequeños microorganismos empiezan a trabajar para, poco a poco, ir transformando todo lo que ves en el papel. El secreto de este libro con vida es una tinta volátil que al autor le costó meses encontrar y con la que dibuja una parte de la ilustración para terminarla con otra. El resultado, una tinta permanece y la otra se evapora, y surge la magia en el papel. El autor lo llama “poesía gráfica”.

Martin-Sati.lecoolvalencia

El libro, hecho totalmente a mano, está compuesto por serigrafías magenta (la única opción de color posible con esta tinta fascinante) y representa el fin, la fugacidad y el olvido, que contrasta con la huella que queda en la memoria antes de borrarse el dibujo para siempre. La edición es limitada por lo costoso del proceso, pero si os gusta el proyecto podéis colaborar en la campaña de crowfunding que tienen en marcha para que se puedan hacer más. Además, como mecenas puedes llevarte recompensa suculentas. Descubre más de “Qué será de mi” aquí.

Y si seguimos hablando de obras efímeras, en Valencia también tenemos una iniciativa de lo más interesante promovida por Eduardo Nave (NOPHOTO), Pablo Chacón e Iván Navarro (efedePhoto), Pollobarba y Julio César González. Se trata de El Diari Indultat, un fotolibro que se editará en formato periódico y que esconde un proceso, una idea y un resultado sin precedentes.

¿En qué consiste este proyecto? Fotógrafos de referencia nacional, escritores y colaboradores de otras disciplinas artísticas vendrán a Valencia para recoger y plasmar su visión de las Fallas 2016. Con el resultado de las instantáneas y de los textos, se editará una publicación de máxima calidad, con una tirada mínima de 5.000 ejemplares. Desde el pasado 18 de enero, puedes reservar tu Diari Indultat o, mejor dicho, indultarlo como marca la tradición de los Ninots. Y todos los diarios que no hayan sido comprados antes de la Nit de la Cremà de este año (19 de marzo), arderán en la Falla Arrancapins junto al monumento fallero para desaparecer para siempre.

Los promotores de esta iniciativa tienen un gran reto por delante. El timming que van a seguir es el siguiente: los colaboradores trabajarán en Valencia los días 15, 16 y 17 de marzo para captar sus personales perspectivas de la fiesta de las Fallas. El día 18, en tiempo récord, los editores del fotolibro maquetarán e imprimirán los ejemplares del Diari Indultat para que estén listos el día 19. Los diarios indultados se reservarán para numerar y enviar a sus “salvadores”, y el resto arderán junto al monumento fallero esa misma noche.

Si quieres indultar tu ejemplar, entra aquí. Si participas en esta propuesta, tendrás un ejemplar único e irrepetible, y pasarás con él a la historia apareciendo tu nombre entre sus páginas. También puedes implicarte aportando más y ayudar a cubrir los gastos que conlleva este proyecto: viaje y alojamiento de los colaboradores, impresión y la producción. Queda un mes para que el equipo de Diari Indultat consiga alcanzar su objetivo económico. Vale la pena ayudarles a que lo consigan porque no queremos que esta gran idea se quede en el camino.

Más información del proyecto y de los fotógrafos y colaboradores, en su web. Y para conocerles de primera mano, apunta: el 2 de febrero los ideólogos de Diari Indultat estarán en Los Martes de Foto de Gestalguinos (C/ Poeta Liern 33).

Comments

Más interesante

contenido



Lugar

Rica propuesta energética llena de color y diversión