Neckan, una película de Gonzalo Tapia

Nos trasladamos al Tetuán de 1956. Allí, Santiago, un joven español procedente de una familia rica y afín al régimen de Franco, intenta localizar a una familia que vivió aquí hace años y murió en extrañas circunstancias. En ésta búsqueda, que acabará convirtiéndose en una ardua investigación sobre sus orígenes y su verdadero pasado, Santiago se topará con misteriosos personajes, seductoras jovencitas y verdades incómodas. Esta es la historia de Neckan, la película dirigida por Gonzalo Tapia y protagonizada por Pablo Rivero (el televisivo Toni de Cuéntame cómo pasó), que se estrena en cines este 3 de marzo.

El contexto histórico que se vive en el Tetuán de finales de los años 50 también está latente en la historia de Santiago y su búsqueda: la proclamación de independencia de Marruecos en la zona norte, cuando las tropas españolas se retiran y finaliza el protectorado sobre el país africano.

Junto a Pablo Rivero, el reparto lo completan los actores Hermann Bonnin, Natalia Plasencia, Manuel Manquiña, Roberto Álvarez y Abdelatif Hwidar.

A pesar de contar con un guion poco sólido, la película tiene varios puntos a su favor que hacen que se deje ver cómodamente. Estos son la ambientación, que está muy cuidada y consigue gran realismo y la interpretación de Rivero, principal protagonista y el que lleva el peso de la acción en todo momento.

Otro de los méritos de Neckan en su trama de suspense con toques de thriller, que va creciendo a medida que la película avanza y que llega a conseguir que el espectador la siga con interés, uniéndose a Santiago en su búsqueda por saber la verdad.

La película, que fue rodada entre Tetuán y Valencia, ha pasado por grande dificultades para su estreno en España. Rodada en 2013, la producción se alargó hasta 2014 y en 2015 se estrenó en el Festival de Montreal. Este viernes llega a los cines Babel de Valencia, uno de los pocos sitios donde se proyectará la cinta.

Neckan.lecoolvalencia

 

 

Comments

Más interesante

contenido

Entrevistas

Vamos almacenando imágenes en el subconsciente que con el tiempo afloran en nuevos puntos de vista

Por Irene Hego en Entrevistas