Yvapurü, Frank Schoepgens y el vandalismo suave

Los polos apuestos se atraen, se complementan y en ocasiones hacen arte. Este es el caso del pintor paraguayo Yvapurü Samaniego y del fotógrafo alemán Frank Schoepgens. Aunque suene a tópico, Yvapurü se define como visceral e intuitivo, mientras que Frank, como buen alemán, dice que le gusta planificar meticulosamente sus proyectos. Se conocieron cuando vivían en Barcelona hace varios años y surgió el amor –artístico- entre ellos. Comenzaron haciendo intervenciones en el espacio público sobre carteles publicitarios. La técnica que utilizaron entonces ha ido evolucionando hasta desarrollar una muy particular. Consiste en una caja de luz hecha de metacrilato sobre la que utilizan cinta de papel de colores para generar un collage. Podemos decir que esta técnica es la criatura surgida fruto de su amor al arte. Actualmente Yvapurü vive en Helsinki (Finlandia) y Frank en Colonia (Alemania), hecho que no les ha impedido seguir con su relación.

Un paraguayo y un alemán que coinciden en España, ¿cómo os conocéis?, ¿qué os lleva a trabajar juntos?
Yvapurü. Hace como 8 años nos conocimos en una fiesta en casa de unos amigos en común -Petra y Fernando-. Lo de trabajar juntos fue idea de Frank, un día me llamo y me lo propuso tomando un café y a los 30 minutos ya estábamos en la calle haciendo un par de obras. ¡Fue un buen comienzo!
A parte en ese tiempo yo venia trabajando con mis obras interfiriendo tapas de revistas, fotografías, publicidad. Fue como ir a por más.
Frank. Jorge -Yvapurü- apareció de repente. Siempre me ha gustado su locura. Por eso hemos trabajado juntos por la primera edición de IMPREVISTA, una revista hecho de serigrafías. Hicimos una intervención con cinta adhesiva en carteles de publicidad.

La pregunta de cómo definiríais vuestro arte está muy manida…¿Qué es lo que no define vuestro arte?
(Y). Lo que estamos haciendo ahora mismo no lo sabría definir, es totalmente nuevo dentro del arte. Hay cosas que sí son claras, pero muchas otras siguen en construcción… Cada vez que nos ponemos a trabajar nace algo interesante y diferente. -Creo que tenemos bases pero no los límites-
(F). Hasta ahora es algo muy libre. libre de la técnica, libre en la construcción del imagen. No puedo decir q no define ese trabajo…

La inspiración, el modo de abordar los conceptos, la forma de trabajar es algo muy personal e íntimo en un artista. ¿Cómo gestionáis el trabajo en equipo?
(Y). Nuestra forma de trabajar es muy particular, porque cada vez descubrimos nuevos materiales y vamos perfeccionando la técnica, eso sí, nunca sabemos lo que vamos a hacer, solo nos preocupamos de tener todo lo necesario para poder estar de 10 a 12 horas encerrados en el taller. Creo que los dos somos muy meticulosos y exigentes, así que la inspiración viene cuando estamos trabajando.
(F). Yo como fotógrafo comercial (encima alemán) tengo el costumbre de planear bien mis producciones. Es interesante ver como nos complementamos. La verdad es que la manera de trabajar juntos todavía es algo nuevo para nosotros. Improvisamos mucho.

En este sentido, ¿qué os aportáis el uno al otro a nivel artístico? Contadnos esas cosas bonitas que pensáis el uno del otro pero que nunca os decís.
(Y). Yo soy una persona muy intuitiva pero con los conceptos muy claros, por lo tanto todo lo que Frank propone lo analizo muchas veces para poder entenderlo, él tiene una forma muy diferente de construir una imagen, él es bastante realista con la figura y eso se ve en la composición. Con cada obra hacemos como una terapia de conocimiento, tolerancia y confianza.
(F). Lo que me encanta de Jorge es, que no tiene miedo de empezar una obra. No se preocupa lo que va a pasar. Y así pasan las cosas lindas y espontáneas. Por mi parte pienso mucho en qué y cómo se hace algo. Y tengo ideas. Pero no me gusta estar limitado por un medio como la fotografía, pero me falta el talento para dibujar o pintar. Para mi, esa colaboración es una compensación de mi vida profesional y un fuente de creatividad.

Ninguno de los dos vive ya en Barcelona y sin embargo cada vez tenéis más proyectos en común. ¿Cómo os organizáis para trabajar?
(Y). Desde que empezamos con esto, fue como una necesidad de crear sea donde sea. Al principio como un acto de rebeldía y diversión, ya que la idea era transformar o anular los carteles publicitarios de la calle, con algo nuevo, diferente y único. Sería un vandalismo suave. Nuestras primeras obras solo fueron registros fotográficos, era una interferencia en el espacio público. Luego las pequeñas ideas pasaron a ser interesantes proyectos con la posibilidad de ser expuestos en museos y galerías de arte. Así que a los dos nos toca viajar para trabajar, ya sea en Barcelona, en Helsinki o en Colonia.
(F). Nos gustaría trabajar más juntos. Pero no es posible por el momento. Sí es posible, nos visitamos por unos días y trabajamos al ful. Y espero que continuemos haciéndolo así. Pero ya hemos decidido que cada uno también puede trabajar y experimentar más por su cuenta con la técnica que hemos desarrollado juntos para completar nuestra segunda expo. Será interesante ver la diferencia entre las obras desarrolladas entre los dos y las que hacemos solos.

En qué punto está vuestra relación cómo pareja artística. ¿habrá boda o sois más de polvos esporádicos?
(Y). ¡Nuestra relación en pareja va bastante bien porque no vivimos juntos! Pero yo sinceramente soy más de polvos esporádicos antes que de bodas. Las bodas conllevan muchos compromisos y soy un irresponsable de mierda.
(F). Van a ser polvos esporádicos. Ya tengo familia.

Por último, si tuvierais que poneros un nombre artístico ¿Cuál sería? (Os aviso que El Dúo Dinámico y Pimpinela ya existen)
(Y). Mmmm Ponernos un nombre complicado, ya que incluso a nuestras obras hemos decidido ponerles sencillamente números, para no complicarnos la vida. Estamos en contra de las campañas de marketing engañosas y las publicidades agobiantes sobre estilos de vida superfluos.
(F). Somos Don Vairo y Doctor Scheiße.

Comments

Más interesante

contenido

Entrevistas

Vamos almacenando imágenes en el subconsciente que con el tiempo afloran en nuevos puntos de vista

Por Irene Hego en Entrevistas