Kip Berman

The Pains of Being Pure at Heart tocan este jueves 19 en La Rambleta, en una nueva cita del ciclo Popular Songs organizado por Tranquilo Música. Aprovechamos la ocasión para charlar con Kip Berman, el líder de la banda.

En primer lugar me gustaría saber la historia detrás de vuestro nombre, uno de los más bellos de la historia del rock, por cierto.

Es muy amable por tu parte. Nuestro nombre lo cogimos del título de un relato corto escrito por alguien que conocí cuando viví en Portland.

¿Qué disco, canción o artista te hizo tomar un instrumento y componer? ¿Y cuántos años tenías?

Como mucha otra gente, encontré la inspiración en Kurt Cobain, y quería tocar la guitarra porque las canciones de Nirvana eran muy poderosas y no requerían la “maestría técnica” que necesitabas para tocar otras canciones de rock más tradicionales. Fue inspirador, con solo algunos acordes básicos, una idea y mucha energía, podías hacer canciones.

Tu música tiene cosas de los años ochenta y los noventa, pero no suena retro, ¿cómo lograr algo tan difícil como eso?

La música que hago es sobre mi vida y mi propia vida la vivo ahora. Pero todas las cosas que me han llevado hasta el presente y los recuerdos que he creado viven conmigo, son una parte ineludible de mi vida. No sé si alguna vez querría liberarme de todas las cosas que me han dado forma, aunque pudiera. Estoy inspirado por diferentes épocas, desde bandas como Teenage Fanclub o Leonard Cohen hasta Echo and The Bunnymen y Orange Juice, todo lo que es sincero y hecho de corazón. Estoy tratando de expresar algo que vale la pena decir sobre el tiempo que vivo ahora, no busco únicamente recrear viejos mundos ajenos.

Después de todo este tiempo en los negocios, y con cuatro discos atrás, ¿qué ha cambiado de aquellos jovencitos de Brooklyn hasta hoy, para bien y para mal?

Creo que el espíritu de la música que hicimos se ha mantenido constante, incluso cuando la gente ha ido y venido y los sonidos de nuestros discos se han transformado. Siempre he creído que sostener un sonido específico o un momento es imposible, te conviertes en una mala personificación de ti mismo si lo intentas. Pero sé que cada vez que hacemos un disco trato de llenarlo con las mejores canciones que puedo escribir y hacer que suene tan bien como pueda. Esa filosofía no ha cambiado desde nuestro primer EP y espero que nunca lo haga.

Nueva York, la ciudad, es parte del sonido de la banda, ¿te imaginas vivir en otra ciudad? ¿Cuál sería si así fuera?

Es muy difícil para mí el imaginar el vivir en otro lugar, ya que solamente hablo inglés y el tipo de español cutre que hablo solo me permite decir “kalimoxo” y “papas bravas”. Dicho esto, estoy bastante seguro de que podría vivir felizmente en España alimentándome únicamente de Kalimoxo y Papas Bravas [risas]. Me encanta el país en su totalidad, es tan diverso y diferente de un lugar a otro, aunque en todas partes se nota el amor por la música, eso de quedarse hasta tarde… y esa actitud relajada, sincera y sin pretensiones de la vida española me hace sentir como en casa.

¿Cómo fue la composición y el proceso de grabación del último álbum?

Grabé la mayor parte del disco durante de 11 días en enero de 2016. Más tarde mi hija nació en abril de ese mismo año y no volví a trabajar en la música por un tiempo, para poder estar con ella. Así que aunque la mayor parte del disco se hizo hace más de un año y medio atrás, es ahora cuando puedo compartirlo con la gente.

Muchas fechas y conciertos en España. Aparte de tu país ¿es el nuestro el que más entiende tu música?

España es con mucha diferencia nuestro lugar favorito para tocar. Estoy tratando de limitar la cantidad de conciertos que realizamos mientras mi hija es joven, pero también quería priorizar España porque nuestros fans españoles son los mejores del mundo. Nos han apoyado desde el principio de la banda, así que realmente quería compartir nuestra nueva música con ellos y pasar algún tiempo en un lugar tan increíble como este.

Si tuvieras que explicar o convencernos de comprar tu último álbum, ¿cómo lo harías?

Vente a nuestro concierto. Si te gustan nuestras nuevas canciones, estaré en la mesa de merchandising, puedes y saludarme.

¿Con quién te gustaría compartir escenario y con quién no lo harías nunca?

Muchos de mis héroes musicales están muertos, como Marc Bolan, David Bowie o Lou Reed. Supongo que de gente viva, me gustaría hacer un show con Tom Petty, Tori Amos, con The Cure o Suede. Pero no hay nadie con quien no me gustaría tocar. (NDR- La entrevista se realizó días antes del fallecimiento de Tom Petty).

Con10 años de carrera tendrás cientos de anécdotas al más puro estilo Spinal Tap. ¿Puedes contarnos alguna?

Nos gusta ir de fiesta, y una noche tocamos en el centro estudiantil de una universidad en Trondheim, Noruega. Mis compañeros de banda se fueron por alguna razón después del show, y me quedé en ese lugar toda la noche, Nos encerraron y únicamente podías ir de una habitación a otra. Cada una con su propio “club temático” y su propia música, por ejemplo en una habitación sonaba constantemente el “Take on Me” de A-Ha. Es muy probable que sea el himno nacional de Noruega. Alrededor de las 4 de la mañana la fiesta se detuvo y todos se reunieron para compartir un momento de reflexión sobre el festival del día anterior, y allí estaba yo y un grupo de noruegos medio desnudos, aquello se había transformado en una especie de bacanal vikinga. Lo de aquel día lo recuerdo como una pintura de sexo oral de antes de Cristo.

Comments

Más interesante

contenido



Lugar

Rica propuesta energética llena de color y diversión