Vure: “Nos gusta experimentar y creer que todo es posible”

Café, revistas, diálogos de vestidor y mucho trabajo es el día a día de los diseñadores Daniela Mae y Adrià Blanco, fundadores de la marca valenciana VURE. Dos jóvenes arquitectos que deciden emprender en otros ámbitos artísticos y técnicos alejados de su profesión y que se inspiran en todas las disciplinas adquiridas a lo largo de su formación -arquitectura, moda, arte, performance- para conseguir un estilo fresco, original y único en cada uno de sus diseños. Pasamos una mañana con ellos hablando de diseño, inspiración y, sobretodo, de moda.

¿Cómo son Daniela y Adrià?

Somos muy complementarios; el blanco y el negro, rubio y morena, orden y caos. Tenemos intereses comunes, pero los vivimos de formas muy distintas, lo que resulta muy divertido.

¿Cómo os encontrasteis?

Nos conocimos en una clase de proyectos en la escuela de arquitectura, hablando de la luz. A partir de ahí seguimos con cafés, reuniones y acabamos viviendo juntos e iniciando una aventura: Vure.

¿Cuál es la primera cosa que hacéis al despertaros?

El momento de la mañana lo vivimos de forma muy diferente, mientras uno toma el café corriendo, el otro lo toma sentado mirando revistas o las redes sociales, pero es en el vestidor donde nos encontramos, comentamos y nos organizamos.

¿Cómo definiríais vuestro trabajo a alguien que todavía no os conoce?

Somos una marca de accesorios que busca complementar los looks de aquellos que aman el diseño, la arquitectura y la moda. Está pensada para los más atrevidos y los que se sienten seguros de sí mismos. Nuestro trabajo va ligado a líneas rectas, composiciones simples y colores neutros. Una imagen fuerte y clara que recuerda las formas arquitectónicas donde el material tiene un papel importante a la hora de conformar los diseños. ¡Nos gusta experimentar y creer que todo es posible!

VURE-adria-daniela-lecoolvalencia

¿Cómo erais antes de empezar con Vure?

Antes de Vure estábamos absortos en la arquitectura, aunque sabíamos que no nos dedicaríamos a la construcción, necesitábamos nuestro tiempo para entender que la arquitectura es mucho más que construir.

Esta perspectiva nos permitió entender la moda y el arte desde un punto de vista compositivo.

Además, ¡nunca se nos dieron muy bien la técnica y los cálculos!

¿Cuál ha sido el trabajo que más emoción habéis sentido al terminarlo? ¿Y cuál ha sido el mayor reto desde que empezasteis con Vure?

Puede que suene a cliché, pero sentimos gran emoción al acabar cada proyecto, ya que cada uno expresa diferentes sentimientos y conceptos. Cada trabajo lleva su camino de investigación, sobre todo en los materiales, reuniones con proveedores, equipos de fotógrafos, modelos y maquilladores, al final todos son una gran coreografía que merece ser celebrada. Ante todo el mayor reto es mantenerse en pie y ser buenos directores de esta gran coreografía, no dejar que nuestros sueños decaigan y seguir sorprendiendo a nuestro público.

Vuestras colecciones están inspiradas en la arquitectura, diseño y la moda, ¿Qué cogéis de cada ámbito? ¿Cuál diríais que es vuestra inspiración y/o referentes para vuestros diseños?

De la arquitectura cogemos la forma y la composición, del diseño lo funcional y de la moda lo efímero.

Nuestra inspiración son las formas, los materiales, los brillos, los cambios de texturas y las sutilezas entre colores. Nos sentimos identificados con la experimentación de Franco Moschino en los 80 y la educación artesanal de la escuela Bauhaus.

Collection RAY_vure_lecoolvalencia

Vuestros accesorios son geométricos, modernos y atrevidos, ¿cómo sería una línea de ropa Vure?

Estamos convencidos de que nuestra línea de ropa tendría la misma paleta cromática que nuestros accesorios; habría formas sugerentes, texturas contrastadas y, sobretodo, diseños funcionales. Vestimos a personas activas, amantes del diseño y que buscan distinción sin extravagancia. Nuestra moda vive en la calle, en una reunión, una cita o un lunes camino del trabajo.

Pregunta típica, pero dos jóvenes emprendedores como vosotros, ¿dónde se ven dentro de diez años?

Aunque Vure va creciendo paulatinamente, aún no nos permite vivir al cien por cien de ello. Nuestras próximas metas son dedicar todo nuestro tiempo a Vure y vivir de nuestro trabajo, y como proyección para dentro de diez años sería haber logrado expandir la marca VURE. ¡Tenemos muchas ganas!

¿Por qué apostasteis por Valencia para empezar con Vure? ¿Qué aportación hacéis en el sector de la moda valenciana?

Comenzar en Valencia fue un poco circunstancial, ya que el proyecto se fue gestando mientras terminábamos la carrera de arquitectura. También queríamos explorar las oportunidades de la ciudad y su público. Aunque estamos físicamente en Valencia, tenemos una ventana al mundo mediante nuestra web de venta online y nuestra presencia en las redes sociales. ¡Tenemos seguidores en el extranjero!

¿Proyectos de futuro?

Estamos trabajando en las próximas colecciones inmersos en un proceso de investigación y diseño, así como gestionando la presencia de nuestros productos en diversas tiendas fuera de Valencia. Estamos muy emocionados con los nuevos diseños y ansiosos por que vean la luz y salgan a la calle. Mientras tanto, nos podéis encontrar on-line, en redes sociales -Facebook e Instagram- y en la tienda Sebastian Melmoth de Valencia.

Comments

Más interesante

contenido

Entrevistas

En septiembre en Sons al Botànic

Por Marcos Molinero Monguió en Entrevistas