Xavier Monsalvatje

Xavier Monsalvatje se graduó en la especialidad de cerámica artística en la Escuela de Artes Aplicadas de Valencia en 1988. Es miembro fundador de la Sociedad de artistas Purgatori y desde 1992 su trabajo se divide entre la escultura cerámica, la pintura, la instalación y diversos procesos gráficos, centrándose en el estudio de la arquitectura industrial.

1. Tus portadas forman parte de una serie de serigrafías llamada “los paisajes olvidados” una obra gráfica basada en unas fotografías tomadas a principios de los 90 en la fábrica Cross, que se ubicaba en el lugar que hoy ocupa la Ciudad de Las Artes y las Ciencias” ¿Qué te motivó a realizar este serie?

En el año 1994, un grupo de artistas desde diferentes plataformas asociativas, realizamos acciones artísticas para poner en valor algunos edificios industriales que se ubicaban en la zona conocida como camino de la moreras y el viejo cauce del rio Turia, donde se ubicaban algunas fábricas emblemáticas de la ciudad, como la fábrica Cross dedicada a los abonos químicos para el campo y que en ese momento estaban siendo derribadas para construir la famosa Ciudad de las Artes y las Ciencias.

Esta serie era un intento de salvaguardar una parte de la memoria industrial de Valencia, vestigios de una arquitectura industrial que tantos olvidos y atropellos ha padecido durante mucho tiempo esta ciudad.

2. Las fotos las tomaste en un contexto concreto, con una intención determinada. Con el paso del tiempo y desde la perspectiva actual ¿qué lectura podemos hacer de estas imágenes? ¿Qué significado ha aportado el paso del tiempo y las circunstancias?

La lectura de estas obras se centra en un periodo de tiempo concreto, de un barrio de la ciudad que he conocido, y este trabajo era como conservar alguna imagen del pasado y preservarla del olvido.

El significado es evidente, los poderes locales, por centrarnos en algo más cercano, crean un urbanismo ajeno, en muchos casos, al ciudadano, pero quizás la megalomanía es contagiosa cuando se ostenta algún cargo de responsabilidad política, pero este sería otro tema. Básicamente, pienso que el significado sigue vigente, la amnesia se propaga.

3. En la era de Instagram, donde lo único que importa es el aquí y el ahora ¿Es necesario echar la vista atrás y reflexionar sobre lo que éramos y en lo que nos hemos convertido como ciudad?

Evidentemente, el consumo frenético de imágenes e información nos hace pensar que estamos más documentados pero a veces no tenemos tiempo suficiente para analizar y ver al detalle. Como dice el sociólogo urbano Robert E. Park, “La ciudad es algo más que un conjunto de individuos y de conveniencias sociales; más que una serie de calles, edificios, luces, tranvías, teléfonos, etc., algo más, también, que una mera constelación de instituciones y cuerpos administrativos.

La ciudad es más un estado del alma (a state of mind), un conjunto de costumbres y tradiciones, con los sentimientos y actitudes inherentes a las costumbres y que se transmiten por esta tradición.
La ciudad, no es un mecanismo físico ni una construcción artificial solamente. Está implicada en el proceso vital del pueblo que la compone; es un producto de la naturaleza y particularmente de la naturaleza humana”

4. Si hicieras la misma serie en 2017 ¿Qué fotografiarías? ¿Por qué?

Buena pregunta, hay diferentes espacios muy interesantes que están amenazados por el derribo, el abandono y la especulación urbanística, uno sería el molino que hay en el pueblo de Alfara del Patriarca, el motivo sería la importancia histórica del lugar y la influencia visual que tiene este edificio en la parte de l’Horta Nord de Valencia. Pero también podríamos enfocarnos en las bodegas Vinidal de Alboraya y en otros muchos espacios que estructuran la propia ciudad.

5. Además de trabajar la fotografía eres un artista polifacético: pintas, haces instalaciones, realizas trabajos gráficos y sobre todo te dedicas a la escultura cerámica ¿Qué tiene la cerámica que te atrae más que las otras disciplinas?

Bueno, la fotografía solo la utilizo como documentación personal, es decir, es un material que utilizaré como parte de un proceso pictórico o gráfico pero no como definitivo, no me consideraría nunca un fotógrafo, es solo una parte del proceso.

En cuanto a la cerámica, el proceso es algo totalmente diferente, intervienen otros parámetros en los que me siento cómodo, te ayuda a desarrollar la paciencia, una metodología más rigurosa y enlazar con lo tradicional desde lo contemporáneo.

Aunque le dedicáramos un número entero de Le Cool a la cerámica contemporánea, no acabaríamos, lamentablemente es una gran desconocida en muchos aspectos.

6. Sé que estás liado con talleres, cursos, seminarios, exposiciones… ¿Cuéntanos cuáles son tus próximos proyectos?

Lo más próximo es el taller que voy a impartir de procesos gráficos, dibujo y aerografía sobre cerámica en el taller de la ceramista Rafaela Pareja en Vinalesa (Valencia) a finales de julio. En octubre estaremos por La Rioja y para el 2018 tengo varios proyectos sobre la mesa, uno sobre arquitectura industrial para el Museo de Cerámica de L’Alcora en Castellón otro en el Cuarto Real en Granada y estoy a la espera de concretar una nueva estancia en Taipei, Taiwan para otoño del 2018 con motivo de la asamblea de la Academia Internacional de la Cerámica (AIC) de la que soy miembro.
Definitivamente te puedo asegurar que no me aburro.

Comments

Más interesante

contenido

Entrevistas

En septiembre en Sons al Botànic

Por Marcos Molinero Monguió en Entrevistas