Splendini Bar i discos

Lugar BAR
sdr


Donde
Carrer de Sogorb, 10, 46004 València
Ver Mapa
Cuándo

Martes y miércoles de 12:00 a 22:30h. De jueves a sábado de 12:00 a 12:30h.

Cuánto

Más que asequible



Donde
Carrer de Sogorb, 10, 46004 València
Ver Mapa
Cuándo

Martes y miércoles de 12:00 a 22:30h. De jueves a sábado de 12:00 a 12:30h.

Cuánto

Más que asequible

Amantes del soul jazz en particular y del cachondeo en general estáis de enhorabuena. Y es que tenemos chica nueva en la oficina o lo que es lo mismo, nuevo garito de referencia donde refrescarnos el gaznate y llenar nuestras barrigas al ritmo de la mejor música negra de la city. Sí, lo habéis adivinado, se trata de Splendini Bar i discos, el nuevo y fantabuloso proyecto de Jose Mardi y su socio Jordi Belenguer.

cof

Ubicado en la calle Segorbe, justo enfrente de la Galería Pepita Lumier, Splendini lleva dando la nota desde finales de diciembre del año pasado. Lo que iba a ser una tienda de discos con bar se ha acabado convirtiendo de manera natural en un bar con tienda de discos y oye, ni tan mal.

cof

Entre sus estantes de discos podemos encontrar en su mayoría música negra de todos los estilos y épocas, algo de rock, pop, sixties y últimamente tienen también una selección de discos de los últimos quince años. El pulmón del proyecto es la pasión de Jose: la música. Compran vinilos de segunda mano, pero sólo discos buenos, puntualiza. Lo que empezó allá por el 99 en el barrio del Carmen como Discos Mrdigras! ha ido evolucionando a lo largo de todos estos años. Después de recalar en distintas localizaciones, Splendini pareció acomodarse en el Cracovia, pero la criatura ha ido creciendo hasta derivar en el estupendo local que es ahora.

sdr

La carta es escueta pero correcta. Platos fríos preparados al momento con bien de soul. Bocadillo de pastrami, bocadillo de salmón ahumado con mayonesa de wasabi y guacamole, ensaladilla, quesitos e ibéricos, humus y guacamole, lasaña… Ideal para pasar la birra o para quedar a comer o cenar con los colegas.

edf

Pues bien, a ritmo de James Hunter nosotras nos decantamos por un guacamole, un humus de garbanzos, unas marineras (una especie de ensaladilla rusa con boquerón y anchoa sobre una rosquilla), un bocata de pastrami con pepinillos y mostaza (no lo probaba desde que fui a NY y le tenía ganusas), otro de salmón ahumado (ambos bocatas con pan de Kamut, ojo cuidado) y lasaña. Todo muy rico, las cantidades bastante generosas y de precio más que asequible.

edf

El local es amplio, acogedor y muy cómodo. Decorado con muebles vintage, techos altos, con un cartel luminoso que reza Exposición y Venta (que un día le robaré cuando nadie me vea),  ilustraciones gigantes de portadas de jazz de David Stone Martin pintadas en las paredes y por supuesto, Vespa en la entrada.

cof

Todos los viernes organizan el Slamboree, pinchadas desde las 19:30h. hasta cierre y están dándole vueltas al vermut de los sábados, también con pinchadiscos. Además admiten reservas para eventos privados. Espero que hayan tomado buena nota y lo visiten, lo coman y lo bailen. Y si encima compran algún discarral, pues mejor que mejor.

Comments

Más interesante

contenido


Hoy

Ciclo de cine sobre Derechos Humanos